Centro de Danza Oriental de Aned El Kamar

Filosofía de la Escuela, por Aned El Kamar

P8140341Creo que es necesario que exponga públicamente mi filosofía como profesora, y que es lo que se van a encontrar las futuras alumnas que quieran formar parte del centro de danza…

– La danza oriental es una amalgama de diferentes disciplinas, que se ha
n fusionado con diferentes tipos de folckore de medio oriente.
– Para aprender danza oriental se requiere una buena postura y un aprendizaje desde lo más básico, hasta las figuras más complicadas. Tú no enseñas a correr a un bebé; primero tiene que gatear.
– No vas a aprender a bailar como Shakira en un mes, lo siento
– No, el Bollywood no es lo mismo que la danza Oriental. Es como decir que la jota es igual al flamenco.
– La danza oriental está en continuo crecimiento, pero los movimientos son los que son. Es necesaria una buena técnica desde el principio. Requiere la misma disciplina que la danza española, o el clásico. Para avanzar hay que esforzarse y hacer las cosas correctamente. No existen los atajos.
– Para elegir profesor, dado que no es una enseñanza reglada, es importante informarse. Si estuvieses pensando en apuntarte a clásico, buscarías a alguien especializado, ¿no? ¿Si tu hijo estuviese apuntado a baloncesto y a fútbol, y lo diese el mismo entrenador, te parecería normal? No todo el mundo conecta con el profesor, pero aseguraos por lo menos que ofrece una enseñanza de calidad.
– Si quieres apuntarte a guitarra, ¿lo harías en febrero, con el curso ya empezado? Pues aquí es lo mismo. Los cursos comienzan en octubre y terminan en junio. Tenemos los contenidos repartidos y muy estructurados, tanto en los meses que dura el curso, como en diferentes niveles, para un aprendizaje continuo y provechoso.

Realmente el mundo oriental es tan amplio y con tantísimo contenido que requiere toda la energía posible para intentar formar bien a los alumnos. Al fin y al cabo, es lo que somos, profesores, no monitores, o al menos es lo que me gustaría que la gente entienda. Nos dedicamos a la enseñanza, no al mero entretenimiento.

En mi escuela se trabaja duro, sí, no lo voy a negar, pero el esfuerzo merece la pena. Tengo a mis niñas apoyándome año tras año, y el ver como avanzan y crecen como bailarinas es lo mejor de mi trabajo, y hace que cualquier esfuerzo merezca la pena.

Y hay muchísima gente que se apunta a clase y se borra a los pocos meses, porque no es lo que esperaban, y eso también lo entiendo. La danza oriental es un modo de vida, es cultura, amor por la danza y amor por la música. Es algo que te engancha y te transporta… Pero una vez que entras, ya no te deja escapar.

“La danza es la conexión directa con lo místico y lo terrenal, la fusión de ambos”